Las cajas vascas son de las pocas entidades que se han librado de quedarse “pilladas” en el concurso de acreedores del Grupo Llanera. En total, 30 entidades financieras