Resulta extraño que pese a ser, tras Iberdrola, el principal grupo empresarial vasco y el 13º a nivel estatal, Grupo Mondragon apenas financiara startups externas hasta hace bien