Al viceconsejero de Empleo del Gobierno Vasco, José Andrés Blasco, le ha caído un aluvión de críticas por reconocer que “ni a sus hijos se les ocurre buscar