Javier Altuna, presidente del grupo de panaderías Ogiberri, ha recibido el premio Antonio Aranzábal al mejor empresario familiar del año. El negocio que comanda lo puso en marcha