Sorprendentemente, la BBK no había invertido nunca en ninguna startup vizcaína. Esto ha cambiado este año a través de un programa dirigido específicamente a financiar iniciativas emprendedoras gestadas