Osakidetza, la empresa informática Ibermática, el operador telefónico Euskaltel y el centro tecnológico Robotiker trabajan en un proyecto que permitirá que los médicos puedan enviarse entre sí los