El BBVA presume de ser el banco que mejor se está adaptando a la creciente competencia que surge de Internet, eso que ahora se denomina «transformación digital». Alega