Benidorm es una ciudad alicantina donde viven muchos jubilados procedentes de Euskadi y que incluso tiene una zona conocida como “Los Vascos”, por la gran densidad de tabernas