Con la excusa de que su empresa es “competencia” de uno de los organizadores, la emprendedora Idoia Soto ha sido vetada por Hispavista, donde trabajó hace 15 años,