La prohibición del uso de software y hardware libre en la licitación del cencerro electrónico de Hazi fue “un error”. Así lo ha reconocido finalmente el director de