¿Quién iba a imaginar que un producto tan convencional como el colchón se convertiría en una de las estrellas del comercio electrónico? En la era de la disrupción