La paralización de la central nuclear de Lemóniz es, junto con el desvío de la autovía de Leizarán, el único “éxito” que puede mostrar ETA, hasta el punto