Estos días se habla de la sentencia del Tribunal Supremo que deniega a la empresa alavesa “Helados y Postres”, la antigua Helados Miko, el derecho a reclamar a