Euskadi quiere pasar página a la era del hierro y las acerías. Aunque la Consejería de Industria todavía no ha incorporado el apellido “innovación”, que sí han incluido