Los respiradores son el nuevo recurso escaso, por su enorme importancia en el tratamiento de los enfermos de coronavirus. Interrumpida su importación, varias empresas están tratando de fabricarlos