Los fabricantes de ERP, muchos de ellos vascos, tiemblan. Los servicios en la nube están haciendo proliferar las ofertas “freemium” que permiten regalar el servicio a una parte