Sobre los efectos del Brexit en las empresas vascas

brexitSe ha especulado mucho sobre la realidad del Brexit y sus efectos sobre la economía europea y, por ende, la vasca. En el Reino Unido existe un movimiento social relativamente amplio a favor de la ruptura con Europa que tendrá consecuencias políticas a medio plazo. ¿Y de qué manera afectará a las empresas?


La mejor forma de conocerlo es examinar las memorias anuales para ver cómo reflejan esta circunstancia. Iberdrola, por su fuerte implantación en Escocia, donde se genera el 21,5% de su ebitda anual, es una de las más afectadas. En su informe de gestión de los seis primeros meses del año, publicado a finales de julio, ya hacia unas cuantas menciones al Brexit, básicamente para reconocer cierto riesgo de “volatilidad en los mercados financieros” y sobre todo para decir que el impacto va a ser reducido por las siguientes razones:
– Su negocio en EE.UU. es muy importante y la subida del dólar compensará posibles descensos de la libra.
– El 75% de su negocio en Reino Unido se corresponde con negocios regulados que son muy estables.
– La financiación de sus inversiones en Reino Unido se ha hecho en libras.

En un documento previo reconocía el riesgo de que se produzca una “caída del PIB del Reino Unido que podría afectar a la demanda (eléctrica”), pero también lo matizaba en base a la supuesta eficiencia energética del país. Da la sensación de que Iberdrola está tratando de reducir cualquier impresión de que el Brexit pueda impactar en su negocio, lo que resulta un tanto sorprendente en una empresa que, por su fuerte presencia en dos países de la UE, debería precisamente beneficiarse de una mayor unión de los diversos mercados.

Más sincero parece el mensaje de Vidrala, que también genera el 20% de su ebitda en el Reino Unido, donde hace algo más de un año compró una empresa fabricante de vidrio. Admite que su inversión se ha devaluado más del 10% por la caída de la libra (esto no lo dice Iberdrola) y que el Brexit también está generando incertidumbres sobre la evolución del consumo.

Pero la que expresa los riesgos de la ruptura británica con mayor claridad es Teknia, un fabricante de componentes de automoción con sede en Bizkaia que no cotiza en Bolsa pero que sí ha tenido que redactar amplia documentación financiera por la emisión de bonos cotizados. Aunque no tiene plantas en el Reino Unido, sí reconoce que la economía mundial se puede ver afectada por lo que suceda allí:

Los riesgos geopolíticos podrían resultar en la ruptura de la UE. En la industria automovilística, el mercado europeo es uno de los más importantes y más maduros. Por otra parte, este sector depende fuertemente de la capacidad de financiar empresas (los fabricantes) y personas (los compradores de coches). Estas características hacen que sea muy sensible a una hipotética ruptura de la UE porque (i) tendría que rediseñar la distribución de las unidades de producción con el fin de dar garantías a la industria proveedora y (ii) habría probablemente una nueva crisis financiera que influiría negativamente en las decisiones de compra de vehículos e impactaría directamente en las ventas y en la producción. Si ocurre, podría tener impacto adverso y material en nuestro negocio, condiciones financieras y resultados operativos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *