Sobre la nueva vida de El Corte Inglés

Estoy gratamente sorprendido por el cambio que ha registrado El Corte Inglés en los últimos años. De ser una empresa obsoleta en cuyas tiendas solo compraban las personas mayores, está reconviertiéndose en un grupo volcado en el comercio electrónico que ofrece sus espacios físicos como soporte de su estrategia digital. Incluso he vuelto a comprar en sus establecimientos, algo que no hacía desde el siglo pasado.


Estos son los aspectos que más me atraen del nuevo El Corte Inglés:
– Apoya la venta online en una política de entregas muy flexible y amplia que incluye desde los Supercor hasta las estafetas de Correos. Es el un modelo que también les está funcionando divinamente a Zara, por cierto.

– Tiene una variedad de productos que incluye a todo tipo de consumidores y no solo al que no mira el precio, como ocurría hasta hace bien poco.

– Concibe sus establecimientos offline y online como auténticas plataformas comerciales, siguiendo el modelo de Amazon, lo que le permite acaparar negocio de sus productos y también de los de terceros. Su fuerte es la logística (tener los mejores emplazamientos físicos y virtuales) y lo aprovecha en todos los sentidos.

– Está desarrollando buenas apps, dada la constatación de que el comercio electrónico será multiplataforma.

One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *