¿Se ha convertido el teletrabajo en tu nueva normalidad?

El teletrabajo sirvió, durante los meses de pandemia, de puente para mantener la actividad de muchas empresas. ¿Seguirá siendo este un método empresarial mayoritario en el futuro?

El año 2020 fue un año complicado en todos los sentidos. El mundo se tuvo que enfrentar a una situación totalmente nueva y la economía sufrió parte de sus consecuencias. Muchas organizaciones y empresas tuvieron que implantar el teletrabajo para poder continuar con la actividad laboral, y en muchos casos, se tuvo que hacer de manera precipitada. 

El teletrabajo conlleva la puesta en valor de una serie de habilidades y competencias, tanto por parte de la empresa, como por parte de los trabajadores. Josean Paunero, asesor de negocio y SEO cree que ya se ha convertido en una necesidad dentro del mundo empresarial y que este ha venido para quedarse. Así es que destaca 4 puntos desde el punto de vista de la empresa:

– Una organización con pensamiento global va a buscar talento donde sea; en Bilbao, Zaragoza, Argentina o en India.

– Los resultados priman a la hora de tomar decisiones, y no hay tantos peros.

– Se toman decisiones mucho más rápidas y con menor emotividad.

– Las reuniones son más claras y concisas.

Pero para que eso sea posible, los líderes tendrán que incrementar la confianza y la empatía hacia los trabajadores, ya que estos trabajan de manera más independiente. El bilbaíno Sergio Ezama, director de RRHH de Pepsico, asegura en una entrevista ofrecida a la plataforma HR24horas de YouTube, que, con las nuevas formas de trabajar tras la pandemia, la productividad ha subido. Y aporta su punto de vista mirando al futuro: 

“La gente se ha involucrado mucho en su trabajo y los días son más largos; la gente empieza a trabajar un poquito antes y acaba un poquito más tarde, pero también hace más ‘breaks’ en el medio de la jornada laboral. Por otro lado, las redes laboral se han expandido mucho, un efecto de la digitalización, que nos ha hecho conectar con más empleados de la misma compañía de manera más frecuente. Asumir que el espacio de trabajo físico es siempre el mejor es un error.”

Sergio Ezama.

Por su parte, los profesionales tienen que aprender a trabajar de manera más autónoma y por objetivos. Rachel Feintzeig busca más allá y así plantea otro punto de vista en un artículo para el periódico ‘The Wall Street Journal’ bajo el titular These People Who Work From Home Have a Secret: They Have Two Jobs (Estas personas que trabajan desde casa tienen un secreto: tienen dos trabajos). En este destaca la astucia y las trampas que se pueden hacer trabajando desde casa, evitando la atenta mirada de los jefes y con esa libertad extra que aporta el teletrabajo al profesional. 

Desde el sindicato ELA se muestran escépticos ante ello:

“Entendemos que el teletrabajo puede convertirse en un instrumento de aislamiento y de individualización de las relaciones laborales de los trabajadores, por lo que consideramos que su implantación debería realizarse con estrictas garantías y condiciones ya que, durante la pandemia, hemos visto que el teletrabajo puede convertirse más en un instrumento de explotación que en un instrumento de conciliación (jornadas indefinidas, sin posibilidad de desconexión, asunción de gastos por parte del personal…).”

Sindicato ELA.

Según los datos de Euskaltel sobre el uso del Wifi en los hogares este último año, los responsables técnicos del área de Red de Euskaltel comentan que es difícil hablar ahora, con datos, de cambios de tendencia en el uso del wifi teniendo los meses de Julio/Agosto en medio, cuando la actividad y el uso de Internet baja considerablemente, tanto en teletrabajo como en presencial debido a las vacaciones. 

De todas formas, durante los meses previos a este verano 2021, las necesidades de conectividad han mantenido la tónica de aumento del tráfico en Internet, que experimentó nuevos picos de uso por la mañana relacionados con el teletrabajo y la asistencia a clases online (cabe recordar el mayor pico de acceso de banda ancha de la historia, del 82% respecto a antes del confinamiento, que se registró en diciembre de 2020).

La vuelta a las oficinas y el comienzo del curso que se produce ahora hará que, lógicamente, estos picos de uso disminuyan con respecto a meses anteriores. En cualquier caso, como en otras ocasiones en las que se han producido cambios en las condiciones de movilidad de las familias vascas, podemos esperar un descenso en la utilización de acceso a Internet en las horas pico – aquellas de mayor consumo de forma simultánea, de 12:00 a 14:00 y de 19:00 a 00:00-.

Oscar Ruiz de Gopegui, director de BiWorking, es testigo de la vuelta a las oficinas:

“Desde el boom del teletrabajo, ha habido empresas que han acudido a nosotros en busca de un espacio flexible, un espacio en el que puedan trabajar varios empleados por horas”.

Oscar Ruiz de Gopegui

Podríamos concluir que estamos adaptándonos a un modelo mixto, en el que el teletrabajo se combina con el trabajo presencial. 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *