Rosa Pérez y Rober Alvarez (Gaptain): “Solo el 35% de la población tiene competencias digitales necesarias para hacer uso seguro de la tecnología”

Los informáticos Rosa Pérez (Portugalete, 1979) y Rober Alvarez (Galdakao, 1973) cofundaron Gaptain en 2017 para poder formar a los menores sobre los riesgos de Internet. Su metodología educativa, que ya están exportando a otros países, cubre el vacío que generan el elevado uso de tecnología y la escasa capacitación digital de padres y profesores.

Esto es lo más interesante que nos contaron en la entrevista que les hicimos:

  • La idea de la empresa surge mientras Alvarez trabajaba en Panda. “Yo quería hacer algo que ayudase a la sociedad y me hablaron de Rosa para hacer la web. Le conté el proyecto y a ella también le motivó. Ella veía la necesidad porque había estado trabajando en formación de nuevas tecnologías en colegios y lamentaba quedarse solo en la parte técnica. Muchos padres no están capacitados para acompañar a sus hijos en el ámbito digital”, explicó Alvarez.
  • Pero la idea inicial no es la que finalmente terminó cuajando. En un principio, Alvarez y Pérez pretendían hacer un programa de capacitación de las familias y de control parental, pero se encontraron con ciertos recelos. “Los padres desconfiaban y pedían que fuera el colegio el que recomendara la formación. Así que fuimos a vender el proyecto a las escuelas, primero las privadas concertadas y después también las públicas. Son ellas las que pagan”, explicó Pérez.
  • Gaptain ha desarrollado una metodología de formación de los niños y adolescentes sobre los riesgos de Internet, Segureskola. Integran un diagnóstico inicial de cada clase, con exposiciones con padres y alumnos y con juegos que buscan medir el sentimiento de pertenencia del menor al aula y detectar a alumnos excluidos que pueden ser víctimas de acoso. “También hemos definido una serie de indicadores que alertan de situaciones de riesgo”, explicaron.
  • ¿Cuáles son esos riesgos? Pérez y Alvarez mencionan peligros ya conocidos como el ciberacoso pero también otros nuevos como el de la identidad digital que van dejando los jóvenes en las redes y que en el futuro les puede pesar a la hora de buscar trabajo. “Igual que hay una educación vial, se deberían adquirir conocimientos básicos del uso de las nuevas tecnologías desde que los menores se empiezan a conectar”, apuntaron.
  • Gaptain recurrió a una aceleradora especializada en proyectos educativos, SEKlab. De esa experiencia han surgido varios clientes, como la editorial SM o el colegio Montessori de La Paz (Bolivia). “Nos han abierto la puerta para poder ofrecer nuestro producto en otros lugares, a donde llegamos mediante acuerdos con empresas locales, e incluso por Internet”, explicaron.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *