Romain Roquefêre (Hupi): “Los socios nos conocimos en el networking de un evento en Estia”

El ingeniero Romain Roquefère (Le Chesnay, Francia, 1974) trabajó varios años para grandes consultoras hasta que, con 40 años, decidió cambiar de vida y establecerse en la tierra de sus antepasados maternos. Junto con Vincent Moreno, a quien conoció en el networking de un evento organizado por la universidad Estia de Bidart, ha puesto en marcha la startup Hupi.

Esto es lo más interesante que nos contó en la entrevista (en francés):

  • Tras conocerse, Moreno y Roquefère empezaron a reunirse periódicamente para dar forma a un proyecto que ya tenía el primero: aplicar el big data a la industria. Curiosamente, su primera iniciativa estuvo más relacionada con la distribución de productos agrarios del interior de Iparralde. “Los dos queríamos emprender en la zona y hemos visto que éramos complementarios. El conocía bien la tecnología de inteligencia artificial y yo las aplicaciones funcionales. Además, la incubadora de Estia nos ha apoyado desde el primer momento. Así que hemos creado una empresa para poder solicitar ayudas y financiación y hemos creado una plataforma desde cero para poder ofertar nuestros servicios de software a partir de ella”, explicó.
  • Hupi ofrece sistemas que emiten recomendaciones en tiempo real a partir de los datos que captan de la actividad de una empresa y que su software está constantemente analizando. Son consejos que deben utilizar las personas que toman las decisiones en función de parámetros como el stock o los pedidos. Así, Iberdrola lo utiliza con los contadores eléctricos y la firma Suez lo emplea para detectar fugas de agua. “Lo hemos hecho todo nosotros y lo mantenemos en servidores propios situados en Bidart, lo que da ciertas garantías en cuanto al tratamiento de datos. Al principio nos costó encontrar clientes porque la industria todavía no estaba muy madura, pero el programa Bind 4.0 nos ha ayudado a reorientarnos hacia la industria 4.0. Ha supuesto un punto de inflexión para nosotros. Hasta el punto de que hemos abierto una filial en Donostia”, explicó.
  • Hupi emplea actualmente a una decena de personas y tiene problemas para encontrar nuevos científicos de datos. De ahí que haya llegado a un acuerdo con una gran escuela francesa para que sus ingenieros puedan hacer prácticas en Bidart, que está generando de esta manera una pequeña cantera. “El mercado de la inteligencia artificial está explotando ahora mismo. Cuando empezamos nadie había oído hablar del big data, pero todo ha cambiado. Han surgido también muchos actores. Nuestra diferenciación es que hacemos un acompañamiento muy ligado a las operaciones del cliente. Hemos conseguido automatizar gran parte del proceso de toma de decisiones y, además, nos hemos ido verticalizando mucho para adaptarnos a sectores concretos”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *