Repsol entra en el capital de Graphenea

La petrolera española Repsol ha entrado en el capital de la firma guipuzcoana Graphenea, dedicada a la fabricación de grafeno, en el marco de una ampliación por valor de un millón de euros. Se une así a los fondos Seed Gipuzkoa y Capital Riesgo del País Vasco, que ya participaban en esta compañía, entre cuyos clientes destacan Nokia o Philips. Una parte de la ampliación corresponde a fondos públicos del Gobierno central.


El grafeno es un nuevo nanomaterial formado por una sola capa de átomos de carbono que posee extraordinarias propiedades ópticas, eléctricas, térmicas y mecánicas. Ello hace que sea muy utilizado en el desarrollo de nuevas tecnologías disruptivas de almacenamiento y generación de energía. Concretamente, en este ámbito, sus productos son empleados para el desarrollo de baterías, supercondensadores, células solares y dispositivos de gestión térmica. Además, sus materiales también son utilizados como aditivos de polímeros y resinas.

¿Qué interés puede tener Repsol en esta empresa? Por una parte, como firma energética, hay que reconocer el potencial de grafeno como conductor eléctrico. Por otra parte, como firma dedicada a la explotación de recursos naturales, es cierto que este material está levantando un gran interés. Finalmente, destacar el origen guipuzcoano de Graphenea y de Josu Jon Imaz, químico especializado en polímeros y uno de los principales directivos de Repsol.

(Actualización) La propia Graphenea explica en su blog que el grafeno se puede emplear para las prospecciones petrolíferas. Creo que esto deja más claro que el agua por qué a Repsol le interesa esta compañía.

Add a Comment

Your email address will not be published.