Records de vascos

Este año estamos celebrando los 500 años del comienzo de la travesía de Magallanes y Elcano que supuso la primera vuelta completa al mundo. Pero no es el único récord que ha batido un vasco y, de hecho, hay algunos que todavía no forman parte del libro de los Guinness. Veamos una recopilación de este tipo de plusmarcas.

  • El mayor mural pintado por un único artista decora la subida de Enekuri en Bilbao. Su autor es el bilbaíno Jorge López de Guereñu y la obra data de 2008.
  • El recorrido más rápido del Camino de Santiago (desde San Juan Pie de Puerto) lo hizo el vasco Oscar Pasarín en 2016 en 6 días y medio.
  • Un total de 920 personas se juntaron en 2016 en Lezo para bailar muxiko. Batieron el récord del mundo.
  • El mayor índice de alcoholemia lo dio un conductor vasco-francés en 2016: 4,75 gramos por litro de sangre. Fue incapaz de soplar.
  • El pueblo con mayor número de bodegas en el mundo es Villabuena de Alava: 40 para solo 300 habitantes. ¡Visita obligada para los enoturistas!
  • El récord olímpico más corto fue el del bilbaíno Ignacio Sola, que batió la plusmarca mundial de salto con pértiga en México en 1968. Para su desgracia, otros siete atletas le superaron en el espacio de media hora. Muchos telespectadores vibraron con su fugaz récord.
  • Otra intervención olímpica destacada fue la de Miguel de la Quadra Salcedo, madrileño de padres vizcaínos y navarros, que en 1956 pulverizó el récord de lanzamiento de jabalina. Lo hizo apoyado en un estilo distinto, de origen vasco, que fue finalmente anulado por la Federación Internacional de Atletismo, que temía que causara accidentes.
  • El buey más pesado del mundo, como no podía ser de otra manera, vive (o vivía) en Legorreta. Come 50 kilos al día.
  • Y el cuadro más caro de arte vasco quizás sea el de los pelotaris de Ramiro Arrué. Se pagaron por él 90.000 euros en una subasta celebrada en Guéthary. Muy lejos en cualquier caso de los 381 millones que se pagaron por una obra de Leonardo Da Vinci hace un par de años en Nueva York.
  • El alavés Iván González es campeón mundial de piruetas haciendo el pino. En minuto y medio es capaz de dar 33 vueltas.
  • Otro récord «deportivo» lo establecieron los golfistas Txema Olazabal y Severiano Ballesteros, que llegaron a jugar 15 veces juntos en la Copa Ryder.
  • El vizcaíno Julián Sanz batió en 2014 el récord Guinness de permanencia en rodillo indoor después de cinco días seguidos de pedaleo y 2.739 kilómetros recorridos.
  • Los bilbaínos de The Walk On Project batieron en 2013 el récord de patitos de goma lanzados al agua. Su estropatada puso 30.000 objetos de este tipo en la ría de Bilbao con el fin de recaudar fondos para la lucha contra las enfermedades raras.
  • En 2012 Iñaki Azkuna fue elegido mejor alcalde del mundo. No es un récord pero sí un hito más simbólico que otra cosa.
  • Otro récord de bestias lo batió el guipuzcoano Juan Carlos Díez Soto, al partir, con la única ayuda de su trasero, 76 nueces en solo un minuto durante una exhibición para la televisión italiana en Ormaiztegi.
  • Los herri kirolak tienen muchos recordman vascos, como no podía ser de otra manera. Destacan los 45 kilos levantados con polea 22 veces en dos minutos por Iñaki Berceau o los 100 kilos que elevó 22 veces en un minuto José Ramón Iruretagoiena. Por su parte, el haizkolari Daniel Vicente Landa partió un tronco en un minuto y 28 segundos en 2005.
  • En 2011 el célebre David de Jorge cocinó un filete ruso de 15 metros cuadrados y 2,5 centímetros de grosor. Necesitó 400 kilos de carne. ¡Viva Rusia!
  • El ingeniero bilbaíno David Calvo posee cuatro records Guinness con cubos de Rubik: completó 185 en una hora, 5 con una sola mano en un par de minutos, 2 en minuto y medio rodeado de tiburones y otros tantos bajo el agua.
  • En 2010 un total de 977 personas batieron otro récord Guinness en Labastida al pisar 25.000 kilos de uvas y conseguir 17.500 litros de jugo.
  • Se suele decir que el bilbaíno Mercado de la Ribera es el mayor mercado cubierto de Europa. Este hito supuestamente llegó a los Guinness en 1990 pero hoy en día no existe constancia formal.
  • El getxoztarra Miguel Angel Molano consiguió en 2012 batir el récord del mundo de chasquidos de dedos más ruidosos al alcanzar 83,2 decibelios.
  • El periódico El Correo reunió a 2.292 personas en 2010 para que disputaran 1.146 partidas simultáneas de mus en el BEC de Barakaldo. Batieron el récord Guinness por número de personas jugando a cartas al mismo tiempo.
  • El mayor contenedor de reciclaje de vídrio está situado en Vitoria-Gasteiz, la «green capital», desde este año. Es un iglú de 8 metros de altura.
  • En 2017 un total de 2.500 personas se reunieron en una céntrica plaza de Eibar para formar parte de una foto, la que más gente ha agrupado en el mundo. ¡Pedazo selfie!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *