Rafael Izquierdo (V-Vision): “Cada vez hay más aplicaciones de realidad virtual para oftalmología”

Rafael Izquierdo (Madrid, 1984) es ingeniero industrial y trabajó muchos años para SAP hasta que su inquietud le llevó a emprender. Primero montó una academia online y después, junto con Fernando Rubio, puso en marcha V-Vision, una startup que aplica la realidad virtual a la oftalmología, un sector cada vez más concurrido.

Esto es lo que nos contó en la entrevista que le hicimos:

  • En lo que a la decisión de emprender se refiere, Izquierdo habló de sus constantes inquietudes y de la oportunidad que surgió de coger una excedencia en SAP. “Tenía estabilidad y buenas condiciones de trabajo, pero era el momento de intentarlo. O lo hacía en ese momento o lo tendría más difícil más adelante. Tiempo después nos contactaron desde Eywa Space, un venture builder con sede en San Sebastián, lo que explica que estemos en Gipuzkoa”, explicó.
  • Dentro del amplio campo de la oftalmología, V-Vision se ha decantado por el tratamiento del ojo vago, siempre con el asesoramiento de varios profesionales. Primero desarrollaron una aplicación de realidad virtual para Oculus y después una directamente para el móvil. “Son juegos infantiles para niños a partir de 4 años que permiten ver elementos diferentes en cada ojo. Obligan al cerebro a usar la visión de ambos ojos para poder participar. Aunque el parche sigue siendo necesario, fomentamos el trabajo biocular y estimulamos la fusión de ambos ojos”, explicó.
  • En lo que a la comercialización del producto se refiere, V-Vision está utilizando tanto el B2B a través de especialistas que quieren ofrecer un valor añadido a sus clientes como directamente a través de anuncios en Google. De hecho, este segundo canal es el que lleva a muchos padres a pedir al oftalmólogo el tratamiento con realidad virtual. “La Agencia del Medicamento ha aprobado nuestro producto, por lo que podemos ofrecerlo de forma directa y estamos captando más usuarios de esta manera porque mucha gente busca en Internet una solución para el problema de sus hijos. Y los profesionales muchas veces están muy habituados a trabajar de una determinada forma. Eywa Space nos ha ayudado mucho en esta parte del negocio. Cobramos una suscripción de unos 66 euros al mes”, explicó.
  • En lo que a la competencia se refiere, Izquierdo reconoció que hay cada vez más empresas ofreciendo aplicaciones de realidad virtual para oftalmología. Su diferenciación actual se basa en el precio y en la disponibilidad vía móvil, más sencilla que con otro hardware, pero en el futuro quieren que también tenga un respaldo científico. “Estamos haciendo ensayos clínicos con un servicio público de salud y de ahí esperamos que salgan publicaciones académicas en las que se vea el impacto de nuestro producto. Necesitamos una confirmación científica de nuestra solución”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *