¿Pueden las tiendas online de muebles competir con las de la calle?

livingoUno de los productos que siempre me han parecido más difíciles de vender por Internet son los muebles. Y es que tuve una experiencia desagradable en 1999, cuando adquirí un sofá en Viaplus.com que cuando lo trajeron no se parecía mucho a las fotos que yo había visto en la web y encima me lo querían volver a cobrar.


Eran evidentemente otros tiempos para el comercio electrónico. Hoy en día no solo es mucho más normal comprar cosas por Internet sino que también las imágenes de las webs se parecen mucho a la realidad e incluso a veces la superan de la mano de sistemas de diseño y 3D.

Sea como fuere, los muebles, los electrodomésticos y los productos de decoración en general se siguen adquiriendo principalmente en tiendas físicas. Sin ir más lejos, una búsqueda en Google ofrece una cantidad importante de anuncios de adwords correspondientes a establecimientos de la calle.

Se enfrentan a la fuerte competencia de Ikea pero también a la del creciente número de comercios online. Ahí están los ShopAlike, Amazon u operadores convencionales como El Corte Inglés, Merkamueble o Conforama, que ofrecen en la Red muebles como si fueran libros u otros artículos.

Pero también hay un sinfín de tiendas especializadas, que han abierto escaparate en Internet para ofrecer productos con diseños diferenciales: Dequatré, Domini o Vackart. Aunque también las ha habido que han fracasado en el intento, como Mhop (cerrada) o Fab.com (en graves dificultades).

Un enfoque distinto es el que han implementado la inglesa Made.com y las alemanas Home24 y Livingo. Sin limitar su catálogo a sus propios productos, ofrecen una plataforma en la que cualquier fabricante puede vender sus objetos de decoración.

Livingo está ya operativa en España y en otros tres países. Además de muebles, ofrece productos de hogar y decoración que realmente venden sus “socios” proveedores, que son los que se encargan de realizar el envío y el resto de gestiones. Livingo es un mero intermediario.

One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *