Nadie quiere comprar Epsilon Euskadi

Todo el mundo sabía que, si no aparecía un comprador, Epsilon Euskadi estaba abocada a la suspensión de pagos y posteriormente a la quiebra. La noticia no es por tanto que el juzgado acepte el concurso de acreedores sino que ese supuesto interesado en el negocio no ha aparecido.


La deuda total supuestamente alcanza los 50 millones de euros, en su mayor parte de carácter público. Me apuesto lo que sea a que no tiene ninguna consecuencia para ningún político, pese a las supuestas irregularidades de las que se habló en la última campaña electoral. Noticias de Alava ya habla de “funesta gestión de su impulsor”, aunque yo iría más lejos y mencionaría también la de los políticos que le permitieron estos fastos.

One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *