Miguel A. Díez Ferreira (Isdi): “Recomiendo no emprender en el mundo de la música, porque es oligopolista”

Miguel Angel Díez Ferreira (Portugalete, 1971) es uno de los veteranos del emprendimiento en Internet en España. Ultimamente está volcado en una de sus cocreaciones, la escuela de negocios Isdi, donde comanda todas las iniciativas de aceleración de startups, a las que da consejos que él ha tenido que aprender a fuerza de equivocarse. Especialmente en su última iniciativa, RedKaraoke, un proyecto que tuvo que cerrar por la presión del oligopolio de las discográficas. De todo ello nos habló en esta entrevista.

  • Isdi nace en 2009 como una escuela de negocios con un enfoque digital. “Veíamos que había demanda de profesionales que tuvieran una buena formación de Internet, algo que empezaba a ser necesario en todos los sectores. Hoy en día el apellido digital ya está perdiendo sentido porque lo ha invadido todo, pero seguimos aportando más en esa parte porque no todas las escuelas de negocios lo están entendiendo y hemos ampliado el espectro al big data, a la analítica o al CRM. Además, hay grandes corporaciones que recurren a nosotros para la formación en transformación digital”, explicó.
  • Paradójicamente, el confinamiento ha forzado la digitalización de toda su formación, aunque ya tenían programas que eran online puros. “La formación no nos ha costado mucho llevarla por completo a Internet. Es un poco más complicado el trabajo con mentores”, reconoció.
  • En lo que a la aceleradora se refiere, Díez Ferreira explicó que esta división surgió a petición de los alumnos de Isdi y se ha convertido en una de las principales iniciativas de este tipo de Europa. “Casi el 25% de los estudiantes querían emprender en Internet y nos pedían ayuda. La Comisión Europa nos apoyó y creamos Impact, por donde han pasado 70 startups. Además, hemos desarrollado un club de inversores y hemos empezado a trabajar con Unicef y Toyota, que nos pidieron ayuda para innovar a través de startups”, explicó.
  • Isdi Accelerator, la marca con la que opera actualmente, ha creado programas específicos para clientes y para sectores. Desde edtech (educación) hasta robótica, pasando por la interacción entre humanos y máquinas o la industria 4.0. “Ahora mismo estamos especialmente interesados en ayudar a pymes industriales a incorporar tecnología para mejorar sus procesos”, explicó.
  • ¿Qué tipo de actividades desarrollan en los programas de aceleración? Además del asesoramiento y formación directa a las startups, Isdi organiza bootcamps. “Con Toyota hemos incubado proyectos internos con su propio personal. Definimos un reto y hacemos un taller de cinco días con ellos. Posteriormente, definimos un sector, la movilidad para discapacitados, y seleccionamos cinco startups en ese ámbito con el objetivo de hacer pilotos financiados por Toyota. La empresa japonesa quiere innovar y sabe que estas startups van a colaborar con ella en el futuro”, explicó.
  • En lo que a la experiencia de RedKaraoke se refiere, Díez Ferreira recordó lo difícil que es crear una startup en un sector nuevo. “Fuimos los primeros en inventar este negocio y eso ya es difícil de por sí. Pero además, intentar trabajar con la industria de la música fue un drama. Les falta visión y quieren controlar el mercado de manera absoluta”, explicó.
  • Díez Ferreira narró especialmente los últimos momentos, los más duros. “Eramos rentables. Llevábamos cuatro años con ebitda positivo pero las discográficas, que son las dueñas de las letras y las partituras, decidieron no renovarnos las licencias, por lo que no podíamos operar. Sony, Warner y Universal controlan el 80% del mercado, son un oligopolio que se puso en nuestra contra. Podríamos habernos enfrentado legalmente a ellas, como Don Quijote contra los molinos, pero no habríamos podido pagarlo. No tenemos espíritu de mártires. Incluso vetaron cualquier posibilidad de venta de la compañía. No nos quedó otro remedio que cerrar. Dejamos huella y todas las semanas nos escribe alguien pidiendo que volvamos”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *