Matricería Nervión: del éxito a la traición familiar y la quiebra

De entre las empresas que se llevó la última crisis hay una que ha terminado como el rosario de la aurora, con denuncias entre familiares y la quiebra personal de su dueño: Matricería Nervión. El que fue uno de los grandes fabricantes de troqueles para automoción en Euskadi, suministrador fundamental de Gestamp, entró en quiebra en 2009 y despidió poco después a sus casi 100 trabajadores. Pero la cosa no terminó ahí.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)