Marion de la Porte (SinPlástico): “Estamos cerrando la empresa porque ya no es viable con los valores con los que la creamos”

Marion de la Porte (Normandía, Francia, 1983) estudió empresariales en Nantes y Deusto y tuvo varios trabajos antes de emprender en Bilbao. Su startup, SinPlástico, que creó la primera tienda europea de productos sin plástico, tuvo un enorme éxito pero ha teminado cerrando ahogada por los créditos covid y un cambio de valores que ya no atraen a los emprendedores.

Esta es su historia:

  • De la Porte conoció a su socio Javier Barrios en el mundo del activismo ecológico. Los dos querían emprender en este entorno y decidieron aplicar esa inquietud al mundo de los plásticos. “Creamos una empresa que solo vende productos ecológicos, una tipología de comercio que todavía no había llegado a Europa. Nos constituimos como cooperativa y pedimos ayuda a Bilbao Ekintza porque no teníamos experiencia emprendedora. Ni siquiera teníamos claro si vender online u offline”, explicó.
  • De la Porte y Barrios han tenido que vencer muchas barreras para salir adelante. La más importante ha sido probablemente la de la sensibilización del público. “Nos apoyamos en una agencia web que nos ayudó tanto con la parte técnica como en el marketing. Lo hicieron todo y nosotros pudimos centrarnos en buscar proveedores de productos. Llegamos a reunir un catálogo de 550 artículos de diez proveedores con las cosas más básicas que puedes necesitar para vivir sin plástico”, explicó.
  • Uno de los principales retos de SinPlástico ha sido el posicionamiento en Google, el SEO. Es decir, encontrar la mejor ubicación en Internet. “Nos esforzamos mucho los dos socios en crear contenido original y especialmente respuestas a preguntas que se plantea el cliente. Nos ayudó mucho el hecho de que los dos primeros años apenas vendíamos y teníamos tiempo. Acertamos en convertir al SEO en nuestra prioridad. Nos ayudó especialmente a que los periodistas nos conocieran. De hecho, despegamos gracias a una entrevista en el programa Equipo de Investigación de televisión. Ese día la web petó y pasamos de 5 ventas a 25”, explicó.
  • La militancia con la que Barrios y De la Porte concibieron su negocio les ayudó a sobrevivir en los peores momentos pero también ha sido capital a la hora tomar la decisión de cerrar. Los primeros tres años se mantuvieron a flote con el apoyo de sus parejas, hasta que el negocio arrancó. “Le dedicábamos todas las horas posibles y al principio nos resistimos mucho a ponernos un sueldo. Invertimos mucho en personas y llegamos a ser cinco. Cada año doblábamos facturación. Después, en febrero de 2020, todo se frenó. El covid lo paró todo. La angustia social llevó a la gente a no comprar o a hacerlo en tiendas generalistas tipo Amazon. No nos dejaron hacer ERTE y sobrevimos con ahorros y con un crédito ICO. Cuando la cosa se calmó, ya no nos quedaba energía y el negocio se había transformado, se había masificado en cierta medida. El mercado de productos éticos ha cambiado y, como activistas, ya no nos convence cómo se hacen las cosas. Estamos cerrando. Nuestra empresa ya no es viable con los mismos valores”, explicó.

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *