Luis Baelo (Aresar): “Cuando me contaron el proyecto, no pude decir que no”

Luis Baelo (Bilbao, 1978) estudió empresariales e hizo carrera en el área de automoción de la multinacional 3M y en WSI, en esta última fase centrado en el marketing digital. A finales del año pasado le propusieron saltar a un proyecto de nueva creación, Aresar, y apenas lo dudó. Se hablará mucho de esta startup.

Esta es su historia:

  • Aresar es una startup que pretende fabricar en Bizkaia vehículos industriales eléctricos de carga ligera para movilidad urbana. Baelo conocía a uno de los promotores, que es quien le ofrece unirse al proyecto. “Buscaban gente de confianza con experiencia en marketing y en automoción y no pude decir que no. Me atrajo que se trataba de empezar de cero, que había ya mucho talento en la empresa y que los promotores tenían 25 años de experiencia en la venta de vehículos de este tipo. Querían fabricar los suyos propios y llevaban cuatro años con el desarrollo del primer prototipo, porque no les encajaba lo que había en el mercado. Además, quieren controlar la asistencia técnica de los vehículos. No era humo”, explicó.
  • Uno de los retos a los que se enfrenta Baelo es que todavía no hay producto que se pueda mostrar. Aresar empezó diseñando un powertrain (motor, transmisión, ruedas y batería) eléctrico y, solo cuando vio que los chasis (carrocería) que había en el mercado no le encajaban, decidió hacer el suyo propio. “Me extrañó que me llamaran cuando todavía no había producto pero me explicaron que es porque dan mucha importancia al marketing y querían preparar el terreno con tiempo. Estamos siendo prudentes para que no suene a humo. Vamos poco a poco enseñando algunas cosas, como las ruedas o la aleta. El 23 de setiembre presentaremos en Amorebieta el diseño completo”, detectó.
  • Uno de los puntos fuertes de Aresar es que los cambios regulatorios le favorecen. Próximamente va a ser obligatorio electrificar todos los vehículos que entren en los cascos urbanos de las ciudades de más de 50.000 habitantes. “La idea es tener los primeros prototipos en marcha para mayo de 2023, para que podamos realizar ajustes antes de empezar a fabricar en serie en enero de 2024. Ese año queremos producir 100 unidades, que serán 1.000 para 2027. Todo se quiere ensamblar en Amorebieta, donde tenemos ya un equipo con mucho talento apasionado por este mercado. Empezamos con un vehículo y queremos diseñar otros de movilidad urbana más adelante. Seremos los primeros fabricantes españoles de este tipo de camionetas. En 2026 queremos empezar a exportar”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published.