Los vascos creemos que hay “bastantes” inmigrantes, pese a que solo suponen el 10% de la población

He estado leyendo con detenimiento el último barómetro Ikuspegi sobre la inmigración en Euskadi que realizan Gobierno Vasco y UPV. Mi impresión personal es que los 600 encuestados han respondido a muchas cuestiones con lo políticamente correcto más que con lo que realmente perciben. De ahí que el informe concluya que la población es tolerante pese a que el 50% creen que hay “bastantes” o incluso “demasiados” extranjeros.

Estos son los datos que más me han llamado la atención:

  • Los vascos percibimos que hay el doble de inmigrantes de los que realmente residen en Euskadi. Aquí no cabe respuesta políticamente correcta, ya que la pregunta no es si uno es racista o no.
  • Del dato anterior sale otra realidad de la que curiosamente el resumen del informe no habla: el 48,4% creen que el volumen de población extranjera (apenas un 10% del total) es “bastante” o “demasiado”. Y esta tasa va en aumento. Solo el 6% creen que son pocos o no suficientes.
  • Cuando al encuestado le revelan la cifra real de extranjeros, entonces muchos ya opinan que es un número adecuado.
  • Cuando se pregunta si los extranjeros pueden generarnos problemas, entonces me temo que muchas respuestas no son sinceras, sino más bien políticamente correctas. Solo así puede entenderse la realidad anterior.
  • Los instintos más profundos se revelan también cuando a los encuestados les preguntan por algunas prendas típicamente árabes o por asuntos religiosos. El 78% de la población vasca cree que los inmigrantes deben esforzarse en adaptarse a nuestra cultura y un porcentaje parecido opina que deben abandonar sus costumbres si entran en conflicto con las de los nacidos en Euskadi.
  • Otra pregunta no incluida en el resumen pero que sí arroja un resultado llamativo es el que cuestiona si estaríamos dispuestos a vivir en el mismo barrio en el que vive mucha gente inmigrante. Solo el 47% lo aceptarían. Somos más tolerantes para aceptar a extranjeros como jefe, trabajar con ellos o incluso para que uno de nuestros hijos tenga un novio de otra nacionalidad.
  • También existe bastante consenso en que los extranjeros se benefician del sistema de protección social vasco, un eufemismo para hablar de la Renta de Garantía de Integración (RGI), y que aumentan el machismo.
  • Tiene algo que ver con lo anterior el hecho de que los inmigrantes que más rechazo generan sean los del Magreb (suspenden), seguidos a cierta distancia de los rumanos. Son al mismo tiempo las dos minorías más abundantes en Euskadi. En el lado contrario se sitúan los europeos y los argentinos.
  • Sea como fuere, está aumentando año tras año el porcentaje de la población vasca que percibe beneficios, fundamentalmente económicos, en la llegada de personas de origen extranjero (más de 10 puntos respecto a 2018). También está descendiendo el número de los que creen que quitan el trabajo a otros (36%). Puede que solo sea cada vez más políticamente correcto.
  • Algo parecido ocurre con el derecho a la educación e incluso la sanidad para los extranjeros, que la mayor parte de los vascos creen que deben recibir incluso los inmigrantes ilegales.
One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *