Los responsables de compras de Sidenor y ArcelorMittal Euskadi acordaban por whatsapp los precios que iban a ofrecer a los proveedores de chatarra

La resolución de la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC) que sanciona a ArcelorMittal Euskadi y a Sidenor con más de 22 millones de euros de multas se basa fundamentalmente en mensajes de whatsapp e email entre los responsables de compras y algunos empleados. Todos ellos se intercambiaban información sobre los precios que iban a ofrecer a los proveedores de chatarra con el fin último de evitar que ninguno de ellos subiera las tarifas y pudieran así presionar a los vendedores.

La resolución recoge los textos de varios de estos mensajes, que fueron extraídos de los ordenadores y los móviles de los empleados de ambas empresas durante una intervención realizada in situ en 2018. “Según se ha analizado, ambas empresas competidoras intercambiaron información comercialmente sensible sobre los precios de compra de chatarra, además de información sobre las paradas técnicas de sus respectivas acerías que contribuyó a reducir la incertidumbre propia de una dinámica competitiva”, indica la CNMC.

Por si fuera poco, los compradores tienen ventaja en el mercado afectado por ser “unos pocos” frente a una “oferta atomizada con multitud de pequeños proveedores”. Aunque también se multa a la firma extremeña Balboa, que tiene una planta en Gipuzkoa, se le reduce sustancialmente la sanción por haber colaborado con la CNMC. Sidenor ha anunciado que va a recurrir la multa ante los tribunales ordinarios.

Add a Comment

Your email address will not be published.