Los cadetes de la Ertzaintza

En la academia de cadetes de la Ertzaina, el jefe de reclutamiento entrevista a tres aspirantes bilbainos, para probar sus habilitades como futuros detectives y su capacidad para reconocer a un sospechoso.


Le muestra al primer bilbaino una foto durante 5 segundos y luego la esconde.
– Este es su sospechoso. ¿Cómo lo reconocería?

El bilbaino contesta:
– Pues es muy fácil. Lo cogería rápido porque sólo tiene un ojo.

El entrevistador contesta:
– Bueno, estooooo… es que es una foto de perfil.

Algo frustrado por esa primera respuesta, se dirige al segundo bilbaino, le muestra la misma foto por 5 segundos y le pregunta:
– Este es su sospechoso. ¿Como lo reconocería?

El segundo bilbaino se ríe socarronamente, mira sobradamente al entrevistador y dice:
– Es un juego de niños. ¿No ve que tiene una sola oreja?

El entrevistador se enfada y les dice:
– ¿Pues que pasa con vosotros? Por supuesto que tiene un solo ojo y una sola oreja porque es una foto de perfil. ¿Esa es la mejor respuesta que podeis dar?

Ya muy frustrado a estas alturas, se dirige al tercer bilbaino, le muestra la foto y le dice:
– Este es su sospechoso, ¿cómo lo reconocería?
Y rápidamente agrega:
– Piense bien antes de contestar una estupidez.

El bilbaino mira intensamente la foto unos segundos y dictamina:
– El sospechoso usa lentes de contacto.

El entrevistador queda sorprendido y sin palabras porque el mismo no sabe si el sospechoso usa o no lentes de contacto.
– Bueno, esa es una respuesta interesante. Espere unos minutos que reviso el prontuario y lo compruebo.

Sale de la sala,va a su oficina, revisa el prontuario y al rato vuelve con una sonrisa radiante:
– Excelente. No lo puedo creer. Es correcto. Efectivamente, el sospechoso usa lentes de contacto. Buen trabajo. ¿Cómo pudo hacer una observacion tan astuta?
– Fue fácil. No podría usar gafas porque sólo tiene un ojo y una oreja, ¡joder!

Add a Comment

Your email address will not be published.