Los bulos sobre ING

El otro día fue mi padre a su banco habitual (la BBK) y se le ocurrió pronunciar la palabra mágica “ING”. Al señor que le atendía se le quitó inmediatamente la sonrisa de la boca. Y empezó a soltar toda una serie de supuestas verdades sobre la solvencia del banco naranja.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)