Los ascensores de Begoña y el “chollo” de tener una concesión administrativa

Recientemente se ha conocido la sentencia del Tribunal Supremo que rechaza la incautación de los ascensores de Begoña y Solokoetxe, en Bilbao, por parte del Gobierno Vasco. Al margen de su interés jurídico, llaman la atención algunos detalles que se cuelan en esta y otras sentencias del caso sobre la rentabilidad de las concesiones administrativas. Veamos.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)