Las tendencias de 2017

Termina el año y con él podemos hacer un resumen de los principales hitos y tendencias tecnológicas. Y qué mejor forma que hacerlo que vinculando estos acontecimientos con varios términos de amplia difusión. Veamos.


Postverdad. Asociado a las mentiras que circulan por las redes sociales y que muchos usuarios terminan creyendo, especialmente desde que Donald Trump es presidente de EE.UU.

ICO. Si el bitcoin se ha asentado este años como la nueva burbuja del momento, el ICO, término aplicado a las criptomonedas de nueva creación para captar dinero para una nueva startup (una especie de OPV), siempre impulsadas por la tecnología blockchain, es el aspirante. Las acciones de Terra serían el bitcoin y los ICO podrían ser todas las empresas que salieron a bolsa o lo intentaron a principios de siglo. Si estás en el mundillo y no has montado o estás montando una ICO, eres un pringado. ¡Hasta que explote!

Doxing o #Metoo. Se trata de campañas virales que tienen la particularidad de ir dirigidas contra personas con nombres y apellidos. Sean más o menos canallas los afectados, lo cierto es que el mal es más salir en tantos tweets que otra cosa. El término doxing tiene su origen en el porno utilizado para perjudicar a alguien.

Aceleradora. Es el término de moda en el mundo de las startups y, aunque ya empieza a haber cierta consolidación, parece no tener freno. Una aceleradora coge empresas de reciente creación y las prepara para crecer muy rápido. Las incubadoras, por el contrario, solamente las ayudan a nacer.

Procrastinar. En teoría es un término positivo que describe el espíritu aventurero del internauta que navega sin un destino concreto de web en web. Pero en los últimos tiempos ha empezado a cobrar un significado negativo a medida que se va conociendo el relativo grado de adicción psicológica que generan las redes sociales entre sus usuarios. El placer inmediato de recibir un “retweet” en Twitter se convierte en una tentación que frena la concentración de muchos creadores de contenidos. Uno de los primeros financiadores de Facebook, Sean Parker, ha llegado a afirmar que esta red social “explota una vulnerabilidad de la psicologiá humana”.

Transformación digital. La disrupción, antes llamada innovación, se define últimamente como “transformación digital”, un movimiento del que, según los consultores gurús, nadie se debe quedar fuera. Algunos hablan incluso de “uberizar”, que no es otra cosa que crear una compañía que siga el estilo de Uber en cuanto a tirar de autónomos y dejar que sean los propios usuarios y clientes los que generen la oferta. En pura teoría, todo se puede uberizar.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.