Las ITVs vascas y la necesidad de competencia: por qué son las más caras y las que más colas registran

Pasar la ITV en Madrid cuesta casi la mitad que en Euskadi y se hace en un minuto, sin esperar cola alguna, como últimamente está sucediendo especialmente en Gipuzkoa. Esta diferencia está relacionada directamente con la liberalización del mercado de la capital de España, mientras que en el País Vasco solo pueden operar cuatro compañías, Applus, ITV-Itelink, Itasua y Tüv Rheinland.

El Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN) denunciaba recientemente el colapso que sufren las tres estaciones de ITV de Irun, Urnieta y Bergara. En Bizkaia suele suceder algo parecido, con citas que se demoran varios días y que tampoco garantizan un servicio inmediato.

El RACVN pedía, por ello, la concesión de más autorizaciones para operar, una vía que ya tomó hace unos años Madrid, donde hoy existen más de un centenar de estaciones en las que se puede pasar la inspección. De hecho, mientras en Euskadi se pagan siempre unos 47 euros por este trámite, en Madrid es habitual encontrar ofertas en Internet por menos de 30 euros.

El precio medio de la ITV es de 35 euros para vehículos de gasolina y 42 para diésel, según Facua. Euskadi es la comunidad más cara, lo que explica por qué muchos conductores acuden a Navarra o a Cantabria, especialmente desde que se abrió una estación junto a la muga con Bizkaia.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *