Las arquetas anti-robo y la colaboración público-privada-tecnológica

arqueta ciega
arqueta ciega (Photo credit: El blog de apa)

Hay muchos proyectos de I+D que me parecen absurdos pero también los hay super-interesantes. Es el caso de G&F, una nueva empresa creada conjuntamente por la firma Fluytec, el centro tecnológico Gaiker y el Ayuntamiento de Bilbao para desarrollar arquetas de nuevos materiales que resulten menos tentadoras para los ladrones que las tradicionales de fundición.


Me parece interesante el producto, surgido de una necesidad real que tienen las instituciones públicas, y la fórmula jurídica de la solución: una alianza público-privada-tecnológica. ¡Chapeau por este tipo de colaboración! Unos aportan la experiencia real, otros la tecnología y otros la viabilidad comercial.

Las arquetas son pequeños depósitos empleados para recibir, enlazar y distribuir canalizaciones o conductos subterráneos, pueden ser de tipo buzón -cuando van encastradas en la acera- o de superficie, cuando van enterradas. En este caso, las arquetas deben ir cubiertas por una tapa superior que sirve fundamentalmente para evitar accidentes y cuyos requerimientos técnicos varían en función de dónde se encuentre la arqueta (aceras, carreteras, aeropuertos).

Las tapas que se emplean en la actualidad para cubrir estas arquetas de superficie pueden ser ciegas o de tipo rejilla -de mayor complejidad en lo que a resistencia se refiere, pero más fáciles de extraer, además de útiles para aliviar agua en caso de lluvia- y están habitualmente fabricadas en materiales de fundición u hormigón por lo que presentan numerosos inconvenientes: peso, vandalismo o ruido. La pieza que propone G&F, Special Composites Design, S.L. se ha desarrollado con un material preimpregnado termoestable reforzado con fibra de vidrio.

2 Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *