La startup ReclamaPorMí consigue que un bilbaíno recupere 49.000 euros de una “tarjeta revolving” porque el contrato estaba en letra muy pequeña

La startup vizcaína ReclamaPorMí ha conseguido que un bilbaíno recupere 49.000 euros que abonó en intereses por una tarjeta revolving emitida por Wizink. En la sentencia emitida por un juzgado de Madrid, el juez califica el tipo, que superaba el 22%, como usura y anula el contrato “por falta de transparencia”, al estar redactado “en una letra de tamaño tan reducido que dificulta en extremo su lectura y comprensión”.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)