La revolución digital del taxi

No soy un gran usuario de taxis, pues me parece un servicio caro y que en muchas ciudades está lleno de malos profesionales que solo buscan estafarte. Por eso veo con muy buenos ojos la auténtica revolución que se está produciendo en este sector de la mano de los smartphones y de startups de nueva creación. Te permiten abaratar el coste y te dan garantías de que no te van a engañar estimándote, antes de montarte, cuál será el coste final.


Estos son los principales ámbitos en los que operan las nuevas startups que aspiran a revolucionar el mundo del taxi:

– Taxis compartidos. Su actividad se basa en poner de acuerdo a varios clientes para que utilicen un mismo taxi en un determinado recorrido, normalmente al aeropuerto. En España opera la catalana JoinUp, que tiene acuerdos con asociaciones de taxistas de Barcelona, Madrid, Sabadell y San Sebastián. El proyecto fue impulsado por dos ingenieros, Elena Peyró y Alberto López, y asegura tener ya 10.000 usuarios y haber gestionado 3.000 carreras.

– Petición online de taxi. Este es el servicio que más está creciendo, de la mano de aplicaciones como la alemana MyTaxi, la inglesa Hailo o la catalana GooTaxi. También hay pequeños profesionales como TaxiOviedo o PatxiTaxi (en Vitoria) que ofrecen sus servicios por Twitter. La gran ventaja es la seguridad en el precio (te estiman el coste antes de contratarlo) y calidad (puedes consultar las opiniones de otros usuarios sobre el taxista concreto). El negocio para la startup es que se lleva una comisión (normalmente, un euro) por operación (paga el taxista).

– Petición online de coches. Es una variante del anterior, en cuanto el coche que puede venir a recogerte no tiene por qué ser un taxi y por eso mismo se enfrenta a no pocos problemas legales. El más conocido es el americano Uber, pero también encajan ahí Car2Go, el vasco Taxiberia y el madrileño Cabify.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *