La paradoja de Orona

oronaLa industria vasca va de pena. Con contadas excepciones como CAF u Orona. Esta última empresa se dedica exclusivamente a fabricar ascensores y escaleras mecánicas, aunque en algunos momentos de su historia también montó estructuras. Cerró el ejercicio 2008 con una facturación un 11,5% superior a la del año anterior. Los beneficios se incrementaron en la misma medida, hasta los 69 millones de euros.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)
Tags: