La ofensiva policial contra los cibercafés llega a Euskadi

Al igual que en La Rioja y Navarra, los cibercafés y cibercentros, locales públicos que permiten jugar dentro de una red de ordenadores y conectarse a Internet, de la Comunidad Autónoma Vasca han empezado a recibir la visita de la Ertzaintza. Los miembros de la Unidad de Juegos y Espectáculos de la policía autónoma amenazan con precintar el comercio e imponer multas de hasta 100 millones a los propietarios que no retiren en 24 horas los PCs que permiten participar en programas tipo Quake.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)