La frustrada salida a bolsa de WeWork pone en apuros a la startup vasca Wavegarden

Cuando la firma de alquiler de oficinas WeWork invirtió hace dos años 13,8 millones de dólares en la startup vasca Wavegarden, todos se las prometían felices. Sin embargo, ahora que la frustrada salida a bolsa de su inversor ha sacado a la luz la falta de ética de su CEO, el negocio de la compañía de piscinas de surf está siendo puesto en tela de juicio, probablemente de manera injusta.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)