La Formación Profesional Dual mejora la competitividad de las empresas gracias al talento joven

La modalidad dual de los grados de formación profesional impulsan la empleabilidad de los y las jóvenes mientras aportan sus aprendizajes al mundo laboral. Esta modalidad impulsada por el Gobierno Vasco está consiguiendo resultados positivos para las empresas y estudiantes.

La FP Dual es una estrategia prioritaria del Gobierno Vasco que posibilita la obtención de un título de Formación Profesional a través de un proceso de aprendizaje, que se desarrolla de forma compartida entre el centro de formación y la empresa.

Actualmente esta formación Dual cuenta con un 90% de satisfacción de las empresas y un 70% de estudiantes contratados tras los contratos de beca o formación. Estos datos son mayores en el caso del Centro de formación San Luis según han informado en el 6º Desayuno con empresas del Centro San Luis.

Natalia Martín es la responsable de coordinar el contacto entre las empresas y el alumnado del centro: “Este tipo de formación impulsa la empleabilidad de los y las jóvenes a la vez que mejora la competitividad de las empresas gracias al talento joven”. 

Desde el Centro de Formación San Luis destacan multitud de beneficios para las empresas ya que ellos seleccionan previamente a estudiantes cualificados que se adapten a las necesidades de los puestos de trabajo que van a cubrir para conseguir llevar a cabo los proyectos que la empresa plantea. 

Las empresas tienen la posibilidad de realizar dos tipos de contratos. Por un lado, el contrato de formación y aprendizaje que tiene un año de duración y para los que Lanbide otorga un incentivo económico de 2000€ por contrato realizado, además de una bonificación en la Seguridad Social. Por otro lado, también se contempla la posibilidad de realizar un contrato de beca con duración de un año o de diez meses con el que obtendrian dicha bonificación de la Seguridad Social. 

Por su parte los y las alumnas adquieren competencias transversales en un entorno laboral real que mejora su motivación para estudiar y trabajar recibiendo una compensación económica por parte de la empresa. “Gracias a este tipo de formación estoy en trabajando mientras estudio el segundo curso de Administración y finanzas y en la empresa he desarrollado muchas habilidades comunicativas y resolutivas así como la atención al cliente que no hubiera adquirido si no fuera gracias a la empresa”, ha comentado Jennifer García que ya ha recibido una propuesta de contrato laboral por parte de la empresa en la que realiza su formación. 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *