La firma vasca Vicinay llega a un acuerdo con su cliente Petrobras en un conflicto de 165 millones de dólares

La firma vasca Vicinay ha llegado a un acuerdo con su cliente Petrobras America para cerrar un conflicto judicial de 165 millones de dólares que, de resolverse en su contra, podría haber supuesto el cierre de la compañía. La empresa demandante, con sede en Houston pero filial de la mayor petrolera brasileña, demandó a la vizcaína por los daños causados por los supuestos defectos de una cadena que amarraba una plataforma petrolífera al suelo marino.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)