La chatera de Basauri que estafaba con ofertas de trabajo en ITP

Se trata de una sentencia realmente curiosa que combina estafa, falsificación de firmas y seducción por whatsapp y facebook. La protagonista es una vecina de Basauri que ha sido condenada a más de cuatro años de cárcel por haber suplantado la identidad de una conocida para pedir una tarjeta de crédito y por haber ofrecido trabajos inexistentes en ITP, donde decía ser gerente, a gente que conocía en chats de Internet.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)