Kutxabank “regaló” Neinor al fondo Lone Star

Las necesidades de vender patrimonio para maquillar las cuentas anuales están llevando a Kutxabank a cerrar operaciones negativas para sus intereses. Le sucedió con Euskaltel, que vendió a un precio sustancialmente inferior al que después obtuvo el comprador, los fondos Trilantic e Investindustrial, al sacar la compañía a bolsa: la valoración del operador subió de 404 millones a 1.202 millones en apenas tres años. Y le ha vuelto a ocurrir con Neinor, que prácticamente regaló a Lone Star.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)