Koldo García (Madpixel y Bakarts): “Estamos aplicando los NFTs a la cultura”

Koldo García (Lasarte, 1968) es uno de los históricos de Internet en Euskadi. Junto con Iñaki Arredondo creó en 1999 Madpixel, hoy una empresa consolidada y líder mundial en soluciones digitales para museos. Además, ha creado en Donostia una startup para aplicar los NFT al mundo de la cultura, Bakarts.

Esta es su historia:

  • García estudió turismo pero pronto se sintió atraído hacia el mundo del diseño gráfico, el área en la que pronto empezaría a trabajar. Primero por cuenta ajena, en el proveedor de servicios para Internet Euroconsulting, y posteriormente por cuenta propia. “En 1999 monté Madpixel en Madrid con otro freelance que tenía un perfil más técnico que yo, Iñaki Arredondo. Emprender fue bastante natural para nosotros porque habíamos abordado ya una docena de proyectos juntos y necesitábamos contratar gente que nos ayudara. Estábamos en plena burbuja de las puntocom y había mucha demanda de servicios digitales. Empezamos haciendo CD-Rom y después muchas web. Después llegaría el pinchazo de la burbuja”, explicó.
  • Fruto de una serie de coincidencias, Madpixel acabaría especializándose en soluciones digitales para museos. La empresa fue pionera en la utilización de Google Earth y, de la mano del propio Google, llevó a esta plataforma las obras maestras del Prado. “Tuvo un enorme impacto mundial y fue el catalizador de la creación de Google Cultural Institute. Además, con financiación europea desarrollamos una plataforma para visualizar obras de arte en el móvil, Second Canvas. Hemos hecho miles de digitalizaciones de cuadros o esculturas por todo el mundo y todavía hoy estamos enfocados en esta actividad. Virtualizamos espacios y ofrecemos diversas soluciones digitales para museos. Evidentemente, la pandemia ha actuado como palanca de nuestra actividad”, explicó.
  • Madpixel no ha sido la única startup de García, que también ha creado The Mad Video, We Love Glams y Bakarts. La primera, que contó con financiación de capital riesgo, le llevó hasta Silicon Valley durante dos años. “Era un spinoff de Madpixel centrado en el vídeo interactivo, de tal manera que fuera posible interactuar con él. Por ejemplo, para comprar las prendas durante un desfile. Pero no funcionó comercialmente. Más recientemente he cofundado Bakarts, que ayuda a artistas organizaciones culturales a desembarcar en el mundo de los NFTs aplicados a su ámbito. En We Love Glams extiendo esa ayuda a toda la transformación digital. Hay que evangelizar mucho porque hay una visión negativa-especulativa del NFT que se extienden a todas las tecnologías blockchain. Hemos trabajado con el cartel del Festival de San Sebastián, que vio que le podíamos dar visibilidad y fidelización de su comunidad”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *