José Antonio Fernández de Arroyabe, fundador de Daisalux

El clúster Gaia premió la semana pasada a José Antonio Fernández de Arróyabe, fundador y actual presidente de Daisalux, uno de los líderes mundiales en fabricación de luminarias de emergencia y equipos de señalización y emergencias, además de los proyectos que van asociados a este tipo de productos en edificios singulares y grandes infraestructuras. Es una empresa relativamente reciente (data de 1988) que nació del paro e incluso de una expulsión del colegio.


Su fundador se había convertido, con 33 años de edad, en un desempleado más en 1981 y, en lugar de quedarse esperando a que surgiera otra oferta laboral, decidió fabricar cosas por su cuenta. Lo hacía primero desde casa y después en un pequeño local. Al principio sin un duro y posteriormente con una subvención del Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa que le permitió pagar a un diseñador. Unos arquitectos clientes suyos le pusieron en contacto con algunos de los mejores profesionales.

Algunos de estos clientes se convertirían después en socios de Duisa, Daisalux, Laintec y Euskoinversiones, las tres compañías creadas por Fernández de Arroyabe en 1988. Pero previamente, casi de crío, a Fernández de Arroyabe lo habían expulsado del colegio y no le quedó más remedio que ponerse a trabajar. Casualmente, cayó en una empresa que se dedicaba a temas de iluminación.

Se trata, además, de un producto profundamente tecnológico. Su principal valor añadido consistió en el desarrollo de un software que facilitaba la gestión y el mantenimiento de instalaciones. De ahí surgirían después las luminarias inteligentes que precisamente permiten ahorrar energía y costes de personal. Conseguía así diferenciar sus productos y servicios de los de las grandes empresas del sector, con los que no podía aspirar a competir.

Entre sus clientes figuran actualmente los metros de Bilbao o Barcelona, las torres de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, el Teatro Real de Buenos Aires o las oficinas de la Torre Eiffel de París. Son referencias muy solventes que facilitan las ventas de Daisalux.

Una de las claves de su éxito radica en la rápida internacionalización. En 1995 dio el salto a Chequia y en 1996 cruzó el Atlántico. Hoy Daisalux vende en 30 países y sigue buscando nuevos mercados. Es por tanto, una empresa ejemplar por tres razones: el enfoque hacia el medio ambiente (también es patrocinador de la Green Capital), la innovación y la internacionalización.

(Añadido 10.10.13) José Antonio Fernández de Arroyabe ha fallecido en un accidente en Canarias.

One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *