Iñigo Sobradillo (Aquila): “Los primeros clientes de nuestra tabla de surf eléctrica nos adelantaron millón y medio de euros”

Iñigo Sobradillo (Bilbao, 1980) es uno de los cofundadores de la ingeniería Bizintek y de su spinoff Aquila, una de esas joyitas emprendedoras que ha desarrollado, a la chita callando, una tabla de surf eléctrica. Su producto no solo funciona sino que también es el líder mundial en su segmento y se financió con una campaña de crowdfunding en la que captaron millón y medio de euros.

Nos lo explicó en esta entrevista:

  • Aquila nace en el seno de Bizintek, donde habían empezado a experimentar con proyectos de movilidad eléctrica. “Decidimos probar con un vehículo que fuera más original y motivador que un coche o una moto. A mí me gusta el wind-surf y un día sin viento se me ocurrió que podíamos hacer una tabla de surf eléctrica”, explicó.
  • El proyecto llevó casi tres años, entre prototipos y desarrollos de motores, microturbinas o baterías. Además, al estar siendo incubada en una empresa que tenía que dar prioridad a los proyectos de sus clientes, no siempre había tiempo. Cuando todo estaba listo, Sobradillo se llevó la primera tabla a Tarifa e hizo una demostración con público. “Produjo mucho impacto en la gente, por lo que decidimos centrarnos en este producto y crear una empresa para ello. Primero estaba solo y luego fui incorporando gente que me pudiera ayudar con la ingeniería o las ventas”, explicó.
  • Para financiar la salida al mercado, Sobradillo decidió recurrir a los futuros clientes, siguiendo el modelo del crowdfunding. “Grabamos un vídeo llamativo, lo viralizamos y propusimos a los interesados que adelantaran el pago para ser los primeros en poder disponer del producto. El vídeo dio la vuelta al mundo. Conseguimos millón y pico de euros en pedidos. Nos llegaban tantas transferencias del extranjero que el banco nos llamó para saber qué estaba pasando”, explicó.
  • La tabla, que se vende bajo la marca Onean, se monta en unas instalaciones situadas en Bilbao que han tenido que ampliar recientemente. La electrónica la produce Bizintek pero los componentes provienen de Asia o, como en el caso de las baterías, de Alemania. “Actualmente producimos 60 tablas a la semana y las primeras nos las quitaban de las manos. Somos ya 25 personas”, explicó.
  • De la primera tabla han hecho varias variantes con mayor o menor autonomía y velocidad: entre 18 y 45 kms/hora. Su coste va desde los 5.000 hasta los 10.000 euros. Unas son de paseo y otras para hacer slalom. “La gente compra esta tabla como inversión y, como quieren probarla antes, estamos buscando acuerdos con centros de alquiler por toda Europa. Queremos inundar las playas”, explicó.
  • ¿Cuál es la ventaja de esta tabla sobre otros vehículos como las motos acuáticas? Fundamentalmente, su ligereza y manejabilidad. “La puedes llevar en el coche. Y es fácil aprender a usarla. Eso sí, se recomienda usar casco y neopreno”, explicó.
  • ¿Y cuál es su ventaja respecto a otros productos de la competencia? Sobradillo menciona el precio pero también las referencias de lo que ahora se denominan “influencers”. “Hemos intentado patentar el producto pero no pudimos porque ya alguien lo había hecho en 1960, por lo que había quedado libre. Ha habido otras tablas que empleaban gasolina y se parecían mucho a las motos acuáticas. Hoy en día somos líderes en unidades vendidas”, explicó.
  • ¿Dónde se puede comprar esta tabla? Por una parte, a través de su web. Por otra, mediante distribuidores locales que han ido poco a poco captando. “Cuando empezamos, no había referencias de lo que hacíamos e íbamos a ciegas. Ni siquiera sabíamos si habría clientes. Hoy algo hemos avanzado pero todavía hay poca gente que conozca este producto. Y a los que lo ven por primera vez les sigue sorprendiendo”, explicó.
  • ¿Y qué pasos prevé dar a partir de ahora? La ingeniería seguirá siendo el centro de la empresa, que pretende diversificar el producto hacia nuevos usos como el salvamento marino o el “freestyle”. Además, en breve incorporará talleres especializados y abrirá una ronda de financiación. “No queremos crecer demasiado rápido. Preferimos ir al ritmo del mercado, que va poco a poco conociendo el producto”, aclaró.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *